martes, 27 de diciembre de 2016

Pollo al curry. Receta para puré de bebés


Estas navidades me daba pena nivel extremo que en casa nos pudiéramos hasta las trancas y la pequeñaja comiera potitos comerciales o purés más sosos que la comida de hospital.

me apetece que vaya probando nuevos sabores y otros cereales más allá del trigo, el arroz y el maíz. Que los purés lleven siempre patata de base, me parece la cosa más aburrida del mundo.

Para la introducción de la Quinoa en bebés, me he inventado esta receta con curry que le ha encantado. Casi me come el brazo...

Ingredientes para más o menos 3 potitos de 200gr. Esta comida se la he dado a mi bebé de 7 meses.

  • 90/100 gr de pechuga de pollo.
  • 2 zanahorias
  • 1/2 puerro
  • 1/2 manzana
  • 3 cacitos de quinoa (de los de la leche de fórmula)
  • 1/2 cucharadita de moka de curry en polvo.
  • 1/2 cucharadita de moka de cúrcuma en polvo
Puse todo en un cazo con agua y dejé hervir a fuego medio/bajo, durante aproximadamente 20min. Cuando la zanahoria ya está blandita, está listo.

Lo puse en la batidora y añadí un chorrito de aceite de oliva virgen extra y batí bien hasta tener una textura cremosa. Le dí una ración y el resto lo envasé en frascos al vacío, para tener siempre a mano.

Espero que todas estas recetas para hacer purés caseros de bebé os den ideas para salir de la rutina y que prueben nuevos sabores así de molones. 

Buen provecho!








lunes, 26 de diciembre de 2016

Boina de aire retro para María

El color rojo es el favorito de María. Cuando encontré un ovillo de Alpaca Rowan con este color guinda tan chulo, lo tuve claro. Era la boina Elfunny beret de Faden Stille, por su diseño tan vintage. Eso si, le puse unas agujas un poco más gruesas para que el efecto "slouchy" fuera más acusado.
Nada me gusta menos que los tejidos apretados.. y menos para boinas o chales.

Este es el resultado y ella tan guapa, como siempre.






domingo, 18 de diciembre de 2016

Receta Compota Navideña para bebés

Receta de potito de frutas casero para bebés

Tejer no tejeré, pero cocinar para la pequeñaja... un rato!
LittleVikinga ha salido a la madre en su relación de amor con las frutas... nos encantan todas y frescas, a bocados... pero la fruta cocida ¡ay!, es nuestra asignatura pendiente. No nos gustan demasiado las compotas de fruta, pero es que las comerciales para bebés, apetecibles tampoco es que lo sean.

Nosotros no le damos fruta con galletas, porque creemos que debemos educar antes el paladar y luego ya se atiborrará ella solita de azúcar. Y como Navidad es una época especial y especiada, hemos creado esta receta de compota navideña para bebés.

Ella ya la ha probado y aunque no le mata, le gusta más que los potitos comerciales de fruta.
Yo suelo envasarlo en botes un poco grandes (180gr) para zamparme las sobras con un poco de yogur.
También aprovechamos estas sobras para mezclarlo con la leche y los cereales del desayuno y darle un toque especial y diferente cada día.
Estamos introduciendo el aroma de distintas especies para que nuestro bebé descubra el universo de sabores que tiene el mundo.

Receta para 3 raciones de 120gr aprox

1 manzana golden a trozos
1 pera conferencia a trozos
1 naranja de mesa a trozos
2 clavos
1/3 de cuchara de moka de canela en polvo o media ramita
1 cucharada de moka de jengibre seco

Esta receta para bebés está hecha al vapor.
Ponemos el agua para el vapor y añadimos las especias.
Colocamos la fruta en la cesta y colocamos sobre el agua, sin que sobresalga por la rejilla nada de agua.
Dejamos que se cueza al vapor durante 15 o 20 minutos (cuando la fruta esté blandita ya está)

Ponemos la fruta en el recipiente de la batidora. Echamos un chorrito pequeño del agua de cocción. Batimos hasta que tengamos un puré cremoso y listo!

Lo ponemos en recipientes de cristal (o donde tengas sitio) y dejamos enfriar.
Yo los envaso al vacío al baño maría para que duren unos 3 meses sin nevera. En caso contrario, te dura unos tres días en la nevera y los puedes llevar en el bolso cuando salgas de paseo.

Espero que os guste!

domingo, 11 de diciembre de 2016

Receta comida para bebé. Pollo Mediterráneo

Receta de puré para bebé


Una de las cosas que más me gustan de ser madre es cocinar mis propios potitos o purés para la pequeña Olvido.
Ahora tiene justo 7 meses y medio y vamos poco a poco incorporando nuevos alimentos y sabores a su paladar. Como es una niña tragoncilla, no estamos teniendo muchos más problemas con la comida.
Suelo hacer cantidad como para dos raciones de 200gr. aproximadamente y las conservo en frascos de cristal al vacío, para que no necesiten nevera. Esta es una de mis recetas favoritas.

Pollo Mediterráneo

Ingredientes para dos raciones de 200gr cada una:

  • 60gr de pechuga de pollo
  • 1 patata pequeña
  • 1/2 cebolla pequeña
  • 1 zanahoria
  • 1/4 de calabacín
  • 1/2 tomate 
  • 2 ramitas de brócoli
  • 1/3 de cucharadita de café de albahaca seca
  • 1 cucharadita de Aceite de Oliva virgen extra
Troceamos todo y lo ponemos en un cazo. Añadimos la albahaca y cubrimos con agua.
Dejamos hervir hasta que la zanahoria esté blandita.
Ponemos todo en el vaso de la batidora y añadimos el aceite de oliva virgen en crudo.
Batimos bien hasta obtener la textura que le guste a nuestro bebé y listo!

Estas son mis recetas para hacer puré casero para mi bebé de 7 meses. Si tenéis alguna duda con la incorporación de nuevos alimentos, consultad con vuestro pediatra o nutricionista.
A Olvido le encanta ir probando cosas nuevas y las especias le dan un gusto distinto a la comida para que no se aburra de comer siempre lo mismo.

Como de estas cantidades salen dos raciones, puedes usar una y la otra conservarla al vacío o congelarlo sin problema.

Espero que os guste!

viernes, 5 de agosto de 2016

El ataque de las viejas mutantes



Lo confieso, me da pavor salir de casa con LittleVikinga en la mochila y llevarla al epicentro de las viejas mutantes, el super o la farmacia a las 12 de la mañana... Es más peligroso que meter una mano en una piscina de pirañas y te sientes dentro de The Walking Dead, versión bebé.

Nada le gusta más a una vieja loca abuelita adorable que un bebé calentito y suave. Se lanzan en plancha a hacerle cucamonas o toquetearlo sin piedad.. y tu pasas a ser sólo el portabebés amargado que les niega ese placer. Es como echar un incienso de esos de Pokemon Go y se te llena de bichos el camino.


De todas las cosas de la maternidad, esta es un fenómeno no estudiado que aterra más que una noche de luna llena. Seguro que con los eclipses se vuelven locas y salen a cazar bebés tiernos. Yo lo llevo francamente mal.

Composición de lugar:
Tienes que salir por cojones narices al pediatra o a comprar algo urgente, no has pegado ojo más de 1,5h seguidas durante meses, te cuesta encontrar tiempo para ducharte, la nena no ha parado de llorar en semanas durante horas, estás hecha unos zorros y la logística de salir de casa no es fácil (teta, se caga, pañal, llora, carro ups! teta de nuevo... ). Sales (por fin) ya medio muerta y nada más poner un pie en la calle, se acercan las señoras y te asaltan sin piedad y encima pretenden que seas amable y simpática. No mola nada... y no mola que toquen a un bebé sin vacunas ni defensas.

Como a mi lo que me mola es analizar y etiquetar cosas, he podido comprobar que hay unos tipos de viejas mutantes que  se repiten con bastante facilidad. Las voy a ordenar por PT (puntos de tocamiento)

1. La vieja Soft
Es aquella que solo mira, te para, te pregunta "qué tiempo tiene" o "toma bibe" o cosas así genéricas y sonríe. No es muy peligrosa. Solo espera una sonrisa y que le contestes.
El peligro es coincidir en bus o similar y que te cuente tooooda su vida justo cuando la nena se ha dormido y podrías contestar a todos los mensajes de WhatsApp pendientes.

2. La vieja Tienesque
Esta es un poco más intrusiva. No toca pero en solo 3 segundos ya conoce a tu bebé mejor que tú. Eso es así. Deben de llevar un dispositivo especial integrado en la retina o algo así.
Son las que oyen llorar a tu bebé y te increpan "es hambre, Tienes que darle el pecho" o "tu leche no alimenta, dale bibe" o "tiene sueño" o lo que sea... Te toca mucho los huevos cuando sabes que lleva llorando un buen rato porque odia el carro y es como un ñiñiñiiii insoportable. No es excesivamente peligrosa pero es mejor hacer como que no las ves por riesgo a que pasen de nivel de peligrosidad.

3. La vieja OneTouch
Es peligrosa de narices. Sin avisarte, se planta a tu lado y se pone a toquetear a tu bebé. A veces con un nivel de higiene dudoso... Puede que te de tiempo ha hacer un placaje o no... a pesar de parecer lentas se mueven como anguilas.
A alguna de estas ya hemos tenido que pararla en seco, incluso con manotazo y un "qué no toque a la niña!!". No es fácil escapar.

4. La vieja Perseguidora
Esta es la peor. Hay una rondando Fajas Ruiz que me tiene hasta la perla... porque se pone al lado, te habla, te increpa y lo que es peor... te persigue y te sujeta hasta el brazo. Dicen por ahí que si te agarra te come el cerebro. Esta es una especie de mutante evolucionado de todas las anteriores. La que yo me encuentro tiene cara amable pero por como te agarra se nota que es peligrosa.


Bromas aparte, luego hay abuelitas encantadoras como algunas de mis vecinas, que molan un montón.

lunes, 1 de agosto de 2016

3 meses sin tejer una mierda

Pues esto, que como llevo tres meses sin tejer una mierda, tenia que contarlo. Por fin nuestra Little Vikinga nació el 30 de abril en un parto complicado que acabó con una cesárea de urgencias en plan escena de serie de médicos. Al final todo salió bien y por fin le vimos la cara.

Estos tres meses han sido muy complicados. el embarazo ya me pareció una experiencia bastante desagradable a pesar de que la quieran vender como "lo mejor que te puede pasar siendo una mujer". Todo marketing.

De momento la maternidad me está resultando una experiencia muy animal. Siento decepcionaros si os digo que morí de amor cuando me pusieron a Olvido en el pecho. Estaba tan aturdida que solo pude abrazarla un segundo y sentir la necesidad de protegerla a lo Kill Bill si hubiera hecho falta. El amor vino después... y los cólicos del lactante con noches enteras llorando como si la despellejaran... y las viejas psicópatas que ven un bebé y es como si un friki ve a un pokemon de más de 1.000 puntos de combate y solo le quedara una pokebola... y los consejos no pedidos que intentan ningunearte como madre... en fin, un montón de cosas.

Lo mejor, ese momento en el que tu bebé te mira a los ojos y sientes una conexión que no se puede explicar.

Sé que este blog no es sobre maternidad ni nada parecido, pero a petición de algunas amigas y porque me da la gana, os iré contando algunas experiencias y mi visión de la maternidad (otra más, qué coñazo)

Os dejo con alguna foto del momento más intenso de mi vida.
el encuentro tras la reanimación

padre e hija por fin dormidos

con la teta

siesta koala

lunes, 25 de abril de 2016

Rebeca Cascade en amarillo

Este es uno de esos patrones de los que te enamoras en Pinterest y al final los tejes por puro amor.
Esta rebeca junto con la capota sí es para Little Vikinga. Es talla 3m pero me da que le va a servir nada más nacer porque va a ser una nena un poco grande.

La tejí con Woolly de DMC, que es una maravilla de lana para bebés. Suave y con una torsión muy agradable.  Lo bueno del merino es que es un aislante térmico maravilloso.Usé algo más de un ovillo y con lo que me sobró hice esta capota a ojo. No sé si le quedará bien.

El patrón Cascade lo puedes descargar gratis en Ravelry y en español. No es muy fácil de seguir, la verdad. Te recomiendo que lo leas antes entero porque a mi me ha tocado deshacer dos veces la chaqueta hasta que le pillé el truco.

Tengo ya ganas de verle la cara a nuestro bebé y ponerle estas monerías.



Este tipo de elástico me ha flipado